El suelo, nuestro mejor maestro

Acuéstate sobre tu espalda y cierra los ojos.

Foto: Amir Itzhayek

Acuéstate sobre tu espalda, cierra los ojos y siente cómo estas…

Las lecciones de Toma de Conciencia a través del Movimiento suelen empezar, casi siempre, así.

Empezar tumbados en el suelo, se debe principalmente a que al estar en esta posición podemos percibir más claramente cuáles son nuestros patrones de movimiento, así no tenemos que resistirnos a la fuerza de gravedad, la imagen de todo nuestro esqueleto surge más claramente ya que el sistema nervioso no está pendiente de sostenernos erectos.

Las secuencias de movimientos se realizan fundamentalmente en el suelo. Esta posición pasiva de estar tumbado crea las condiciones propicias para aprender las sutilezas, creando una atmósfera que nos permite percibir o “escuchar” en lugar de hacer, lejos de cualquier tipo de competición y sin el impulso de “hacerlo bien”. Esta postura de descanso te permite reducir la velocidad, cerrar los ojos e interiorizarte. Sentirte parte de un grupo sin necesidad de comparar nada con los demás y viceversa. Puedes hacer tu trabajo interior ya que tienes la oportunidad de acrecentar tu sensibilidad y observar los detalles ocultos que constituyen la calidad de tus acciones. Ruthy Alon

El suelo es nuestro espejo, el que nos permite reflejar y discernir nuestro proceso de aprendizaje, es a través de él, donde vamos recorriendo las diferentes etapas del bebé, desde su nacimiento hasta la posición de erguido, pasando por rodar, gatear, reptar y caer.

La vida está tan llena del elemento gravedad que nos olvidamos de tenerla en cuenta. Abandonarse al propio peso corporal y apoyarse plenamente sobre el suelo o en otra persona son dos acciones muy vinculadas con la confianza. La Espontaneidad Consciente. Ruthy Alon

El suelo nos da el sostén, la referencia y el apoyo para poder completar cualquier proceso de maduración que pudiese haber quedado incompleto en alguna etapa de nuestra vida.

Gracias al Método Feldenkrais, el suelo se convierte, en nuestro mejor maestro.

5 Respuestas a “El suelo, nuestro mejor maestro

  1. Pingback: El suelo, nuestro mejor maestro | Temas de Coac...·

  2. Si efectivamente he seguido varios cursos taller del Método y a mis pacientes también les hago sentir que el suelo es nuestro mejor maestro él nos dicta acerca de como estamos y que debemos mejorar, bien lo dicen que el suelo es el espejo del cuerpo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s