No se puede separar el movimiento de la emoción

El mes pasado estuve en el programa Cuidar-t hablando sobre el Método Feldenkrais y mis inicios en él. A continuación el podcast y la entrevista que me hizo Marta Reguero para su programa.

Ir a descargar

Esther Niego Palatchi: “No se puede separar el movimiento de la emoción”

Gracias a esta entrevista para Cuidar-t, Esther Niego Palatchi nos presenta una visión completa sobre el Método Feldenkrais, como una oportunidad de aprender nuevas opciones de movimiento que nos permitan superar patrones limitados habituales y nos lleve a adquirir nuevas posibilidades en nuestro cuerpo, en nuestra mente y nuestro sistema emocional.

Por Marta Reguero.-

Cuando empecé a dar forma a ‘Cuidar-t’ no sabía hacia dónde me llevarían esos primeros pasos vacilantes con los que intentaba dar forma a un deseo: compartir un recorrido con miles de vertientes que yo misma había transitado y seguía explorando para poder decir eso de “me siento bien”, y que sonase real, rotundo, holístico. Poco a poco, con una web que se atascaba porque mis ganas de aprender iban más rápido, empezó a rodar el podcast: una cita semanal en la que ir desgranando todos estos temas que yo encontraba mientras aprendía cómo cuidarme mejor. Gracias a esta plataforma y a sus más de 100 episodios he conseguido conversar con profesionales y expertos en materias apasionantes: una oportunidad única de recibir de ellos toda su generosidad y su conocimiento que desinteresadamente me regalan y nos regalan a la comunidad que somos ahora.

Entre estas conversaciones hay una que tengo muy presente por lo difícil que fue cruzar agendas, por las ganas que tenía de poder charlar con mi invitada, por la honestidad y naturalidad del diálogo y por el fantástico clima que se creó al conversar con ella sobre un tema que conoce y ama por encima de todo: Esther Niego Palachi nos regaló 45 minutos de entrevista con la que pudimos descubrir el Método Feldenkrais, y conocer cómo inició esta trayectoria profesional que le llevó a dejar la seguridad de un trabajo de funcionaria por dar forma a una pasión que hoy le lleva a estar al servicio de bienestar de sus alumnos.

El Método Feldenkrais ha cambiado la vida de miles de personas; es una de las disciplinas que resuenan desde hace años cuando comenzaron a cobrar peso los enfoques somáticos que encontraban relación profunda entre la emotividad, el cuerpo, la postura, el movimiento y todo el poder curativo que logramos con él. Como hemos ido comprobando, hay técnicas que logran apogeo y se ‘deshinchan’ pero cuando un enfoque tiene solidez y funciona, no hay moda que pueda desbancar su eficacia y su buen nombre.

Feldenkrais lleva el nombre de su creador, Moshé Feldenkrais, ingeniero israelí apasionado de las artes marciales. Tomando princios del judo y motivado por una lesión de rodilla que quiso explorar, fue adentrándose en la investigación de la fisiología, neurología, anatomía y su relación con el aprendizaje. Su método toma como punto de partida la toma de conciencia sobre el cuerpo para mejorar la condición humana en su conjunto gracias a un aprendizaje somático y consciente que tiene un impacto real sobre el sistema nervioso, con el que alcanzamos el desarrollo pleno de todo nuestro potencial.

P: Esther, ¿cómo descubriste el Método Feldenkrais y que supuso para tu vida?

R: Después de terminar mis estudios de Relaciones Públicas, comencé a trabajar en la Generalitat como funcionaria. Dedicar muchos años a un trabajo estable y rutinario me llevó a olvidar mi parte emocional, mi espíritu y me estanqué en un trabajo mecánico donde no se me valoraba nada. Mi deseo de aprender me permitió cambiar con frecuencia de departamento y gracias a esto pude desarrollar muchas capacidades y tener recursos (informática, diseño, etc.) Con este ritmo de vida no me di cuenta de los efectos físicos y apareció una lesión que me hizo pasar por quirófano y pasar un largo periodo con molestias y dolores. Entendí que había cierta incoherencia entre el tipo de vida que yo llevaba y mis valores, y de algún modo esto se materializaba en mi cuerpo.

Una persona cercana me habló del Método Feldenkrais y, como no encontré información para aprender en Barcelona, lo dejé aparcado. Seguí adelante con mi vida y la referencia de este Método volvió a aparecer en mi vida. Y ahí se inició un proceso de formación que me sirvió para descubrir que esto era algo que había venido para quedarse. Estuve durante 3 años siendo alumna, y en ese momento mi profesor me animó a hacer la formación, que fue el mejor regalo que podía haberme hecho. Continué con mi formación en Italia y comencé a dar clase en España donde era tan desconocido que empecé con mis amigas y familiares.

Estuve un año dando clases en mi casa a una alumna. Cuando me preguntaban por qué no cerraba y respondía que esto era realmente un favor a mí: la oportunidad de aprender con ella. La constancia y la habilidad para difundir contenido a dar a conocer el método y mi trabajo. Y a partir de ahí las clases y los talleres se fueron llenando.

P: ¿Cual es la potencia de este método, qué consigue?

R: Es una educación somática: mente y cuerpo; y eso te hace descubrir que cuanto más conoces tu cuerpo y cuanto más posibilidades de movimiento tienes, más opciones mentales y emocionales surgen. Tu sistema nervioso aprende nuevas formas de moverte y las integra. Integras esa información en la que te mueves bien, sin dolor, con mejor calidad de vida.

Se trata de incorporar movimientos no habituales a tu vida cotidiana. Explorar lo ‘no habitual’ te lleva a darte opciones, no solo dentro de la sesión, sino en otras facetas. En el movimiento esto es muy curioso, tendemos a movernos siguiendo los mismos patrones, y cambiarlos abre nuevas conexiones, nuevas oportunidades no solo en el cuerpo.

P: ¿Y cómo se experimenta el vínculo del cuerpo con lo emocional?

R: Moshe Feldenkrais decía: “movimiento, sensación, emoción y sentimiento son aspectos de una misma constelación; cuando uno de ellos se mueve, se mueven también los demás”, y es una gran verdad. Es todo uno, no se puede separar el movimiento de la emoción y de la acción.

Sin duda, una conversación llena de riqueza y de aprendizaje, como las que nos gustan en ‘Cuidar-t’. Siempre es estimulante descubrir profesionales comprometidos con el bienestar y capaces de unir el cuidado de cuerpo, mente y emociones, experimentando en su propia evolución los beneficios de una vida en armonía en la que alinearse con su propósito trae felicidad y plenitud.

Gracias, Esther, por esta preciosa introducción al Método.

Marta Reguero García, es periodista, coach, profesora de yoga y editora de la web Cuidar-t desde la que comparte información sobre bienestar y autocuidado. Sus clases de yoga podéis encontrarlas en el canal de YouTube.
Sus redes sociales en Instagram:

13 Respuestas a “No se puede separar el movimiento de la emoción

  1. Me encantó escucharlas a ambas desmenuzar tu camino personal y a la vez profesional. Una mirada clara y sincera sobre los cambios necesarios para tomar consciencia. Creo que en este diálogo podemos vernos reflejados, en cierta forma; ya sea por un dolor físico o emocional, estamos empujados por la vida a buscar mil veces hasta dar con el método y sistema que mejor nos funciona a cada uno en particular. ¡Excelente entrevista! 🙂

  2. Hola Esther me ha encantado escuchar tu experiencia de como llegastes a Feldenkrais. Yo me acuerdo de haber tomando hace tiempo clases online contigo. Aqui, por la danza tenia la posibilidad de hacerlo in situ. Lo comparto todo ya sabes que yo tambien he empezado el estudio y a dar alguna clase. Espero conocerte cuando pase por Barna. Un saludo desde Viena. Brunilda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .