Feldenkrais y artritis reumatoide: Aprender a Amarse

El dolor es el síntoma central de las enfermedades reumáticas. La percepción del dolor a nivel central está influenciada, además del grado de inflamación, por numerosas situaciones ambientales y neuropsicoafectivas que pueden contribuir a empeorar la calidad de vida.

Si sufres de dolor crónico te habrás dado cuenta de que no es «siempre igual». Existe una percepción diferente del dolor porque, en el transcurso de la enfermedad, en algunos momentos se experimentan emociones negativas como la ansiedad, la angustia y el miedo.

La artritis reumatoide es una enfermedad inflamatoria crónica y en muchos casos conduce a la pérdida progresiva de la función normal de las articulaciones y a la discapacidad. Asistimos impotentes a la alteración de algunos mecanismos de coordinación. Cambia tu percepción de ti mismo y del mundo. Asistimos a cambios emocionales y relacionales.
La alteración de la percepción del yo corporal, tanto en el gesto como en las relaciones, conduce a largo plazo a alteraciones estructurales, a disfunciones de la columna vertebral, especialmente a nivel lumbar.

Significa que ya no sabes cómo caminar, cómo levantar un objeto sin dejarlo caer o cómo hacer un simple trabajo manual sin lastimarte. Pienso en las veces que tuve que atornillar el café moka … Pienso en cómo logré ponerme los calcetines, subir esos tres escalones frente a la puerta de entrada …

A menudo se requiere cirugía para la recuperación funcional de articulaciones gravemente dañadas (rodilla, cadera). Por ello es recomendable trabajar, en la medida de lo posible, incluso antes de la operación, para optimizar la funcionalidad de la articulación y no esperar la intervención como si fuera «liberadora».
Con el tiempo, la artritis conduce a un cambio en el movimiento en su conjunto, incluso en áreas que no están directamente involucradas en el dolor y la inflamación. El camino cambia; se altera el equilibrio tónico-postural ; Los automatismos sensomotores se pierden. Mientras tanto, se buscan soluciones, tratamientos y alternativas. Y luchamos.

Érase una vez, el paciente preguntó «¿Qué echas de menos?» Y no «¿Qué tienes?». La enfermedad, como la he vivido, siempre ha sido una falta de …

Aprender a amarse y respetarse a uno mismo «como es» produce una transformación radical y decisiva.

Quizás nos enfermamos porque nos habíamos distanciado de nosotros mismos y del sentido de nuestra vida. Quizás con la enfermedad nos percibimos de otra manera y es una buena oportunidad para acercarnos a nosotros mismos, reconocer nuestras necesidades, tener necesidades. Una visión más amplia, un cambio de perspectiva, la oportunidad que existe en toda enfermedad.

Y así uno se hace responsable de todo lo que conlleva la enfermedad. También existe la responsabilidad por la pérdida de capacidad funcional.

La importancia de la actividad física en el tratamiento de la artritis reumatoide se demostró y la necesidad de que esto se lleva a cabo constantemente, durante todo el curso de la enfermedad y no sólo en los centros de rehabilitación, con el fin de mantener los beneficios que puede con el tiempo. dar.

Feldenkrais y la artritis reumatoide en un viaje para aprender a amarse.

Mi camino fue el de la educación y la autoeducación a través del movimiento con el Método Feldenkrais. Hoy, como maestra del Método he construido un programa que enfatiza la importancia de educar a la persona para que participe activamente en su bienestar. Un camino para seguir a mis alumnos con extrema atención, dada la situación de malestar y enfermedad.
Cada paciente tiene su propia enfermedad y considerando las particularidades de cada individuo, ningún «tratamiento» es uniformemente efectivo en todos los pacientes.
Los diagnósticos médicos pueden ser los mismos para los mismos síntomas, pero debe recordarse que los patrones de movimiento que adoptan los individuos nunca son los mismos.

El Método Feldenkrais® se ocupa del individuo y no de la enfermedad.

Es un proceso de aprendizaje subjetivo y personal, pero objetivamente efectivo , que responde a las necesidades de las personas.
Es un sistema educativo para desarrollar el aprendizaje funcional; no se coloca en el campo médico y de rehabilitación, no está destinado a curar o curar, sino a reeducar .
Es una práctica de trabajo psicofísico y no de gimnasia; es un sistema de movimientos o más bien de procesos de aprendizaje basados ​​en las leyes científicas del movimiento y en los principios dinámicos de su organización neurológica.
El Método ofrece la posibilidad de aprender de dos formas: lecciones grupales y lecciones individuales. Estas modalidades fueron diseñadas por el físico e ingeniero israelí Moshe Feldenkrais (1904-1984).

Aprendemos a percibirnos a nosotros mismos de una manera diferente y aprendemos a movernos de una manera diferente. A través de la nueva forma de movernos podemos percibirnos a nosotros mismos de una nueva forma (Circularidad sensoriomotora).

Fuente: Antonia Palmieri

Traducido al español por Esther Niego Palatchi

9 Respuestas a “Feldenkrais y artritis reumatoide: Aprender a Amarse

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.