Feldenkrais todos los días! Liberando tronco, costillas y cabeza

1. Siéntate con la espalda bien apoyada en el respaldo de una silla y siente los apoyos de tus pies, de los muslos y la espalda. ¿Cómo son tus apoyos en este momento? ¿Es igual el apoyo de ambos pies? ¿Y de ambos muslos? ¿Cómo es la sensación del apoyo de la espalda?

2. Tómate un rato para percibir todas estas sensaciones.

3. Ahora siéntate en el borde de la silla despegando la espalda del respaldo y gira los hombros y la cabeza juntos hacia la derecha de manera suave y sin llegar al límite. Párate cuando estés girad@ a la derecha y marca una x imaginaria frente a ti para ver, y comparar más tarde, hasta dónde llegas cómodamente en ese momento.

4. Repetir algunas veces más hacia el mismo lado sintiendo el proceso y luego descansar apoyad@ en el respaldo de la silla. Siente las diferencias entre los dos lados y qué ha cambiado.

5. Igual que en el punto 3, pero ahora quédate girad@ a la derecha con los hombros también girados y gira la cabeza hacia el centro y la derecha varias veces. Hazlo de manera suave, sin llegar al límite. Descansar del mismo modo anterior.

6. Igual que el punto 3, pero esta vez deja la cabeza fija a la derecha y sólo mueve los hombros al centro y a la derecha, varias veces, suavemente y sintiendo cómo es este giro.

7. Descansa apoyad@ en el respaldo y siente qué efecto sensorial van dejando estos movimientos. ¿Qué cambió? Siente la diferencia entre ambos lados.

8. Comenzar igual que en el punto 3, pero ahora mover hombros y cabeza en oposición, a la derecha y al centro, varias veces. Luego, descansar apoyad@s en el respaldo y observar qué ha cambiado.

9. Mover nuevamente los hombros y la cabeza juntos a la derecha y al centro, y evalúa cuánto más giras ahora, comparándolo con el lugar donde hiciste la marca inicial  imaginaria.

10. Descansa tumbad@ en el suelo, para percibir con más claridad, la diferencia entre ambos lados del cuerpo y luego ponte de pie.

11. Gira hacia los dos lados, siente cómo es y compáralos.

12. Repetir todo el proceso girando hacia la izquierda.

Disfruta de tu nueva sensación!

Anuncios

12 Respuestas a “Feldenkrais todos los días! Liberando tronco, costillas y cabeza

  1. Hola! algo he hecho mal porque haciendo este ejercicio me he lesionado, parece mentira siendo algo tan suave… Al respirar me duele la espalda y cuello y siento dolorida toda la parte superior de la columna, estoy bastante incómoda, no sé si es que he girado demasiado, pero vengo haciendo feldenkrais desde hace tiempo y no me había pasado. Cualquier consejo al respecto se agradece, y gracias por regalarnos tantos recursos.

    • Hola Olga, posiblemente hayas girado rápidamente y hasta el máximo punto de giro. Recuerda que éstos movimientos hay que hacerlos con lentitud y nunca ir al máximo (menos es más), ve hasta donde sea cómodo y siempre sin forzar. Espero que la próxima vez que lo hagas, sientas la ligereza y agilidad que se pretende. Saludos.

  2. hola soy margarita y realmente me encanta feldenkrais, es realmente hermoso poder sentirse , percibir el adentro. gracias por compartirlo. mil gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s