Cuerpos Flexibles, Mentes Flexibles

Aprendemos casi todo. Además de las funciones corporales instintivas, todos nuestros comportamientos son producto del aprendizaje. Esta es la razón por la cual cada persona es diferente a otras. Los comportamientos de aprendizaje son el producto tanto de la capacidad como de la experiencia, lo que nos diferencia y hace que no haya dos personas exactamente iguales.

Está el aprendizaje de una habilidad; es el tipo de aprendizaje en el que ampliamos nuestro conocimiento o comprensión de lo que ya sabemos. Y existe el tipo más importante de aprendizaje que acompaña al crecimiento físico. Con esto último quiero decir aprender en qué cantidad crece y cambia una nueva cualidad, y no la mera acumulación de conocimiento, por muy útil que sea. A menudo no vemos este tipo de aprendizaje en absoluto; puede continuar durante períodos de tiempo más o menos largos, aparentemente sin rumbo, y entonces aparece una nueva forma de acción como si fuera de la nada. El Caso de Nora

El bebé humano tiene el aprendizaje más largo de todas las especies, que yo sepa. Aunque todo lo necesario para mantener la vida y el crecimiento ya está conectado en los sistemas nervioso y glandular en el momento del nacimiento, las funciones humanas específicas no están en absoluto conectadas. Ningún bebé nace pudiendo hablar, cantar, silbar, gatear, caminar erguido, haciendo música, contando o pensando matemáticamente, diciendo la hora del día o la noche, o sabiendo qué es llegar tarde. Sin un aprendizaje muy largo que dure varios años, ninguna de estas funciones se ha observado alguna vez . La dificultad de ver lo obvio

Todo lo que aprendemos es a través del cerebro que va uniendo una serie de impulsos sinápticos. Esto se produce por patrones tan complicados que la ciencia todavía no ha podido comprenderlos por completo. En relación con el aprendizaje, hay muchos momentos en los que las señales podrían tomar un camino ligeramente diferente y crear un resultado distinto. También hay muchas partes cruciales en el patrón donde los cambios pueden ser influenciados; cambios que pueden conducir a una mejora en la función.

Las técnicas que Feldenkrais enseñó buscan mejorar el movimiento a través de la mejora de los patrones subyacentes del sistema nervioso. Él creía que el cuerpo humano es capaz de adaptarse a cualquier condición en la que la vida pueda existir. Su método busca los patrones de movimiento más profundos y más reflexivos y los fortalece a través de la conciencia y la práctica.

No busco cuerpos flexibles, busco mentes flexibles. Mi propuesta es devolver a cada persona su dignidad humana. Moshe Feldenkrais

En pocas palabras, Feldenkrais pensó que si hubiera tantas posibilidades diferentes durante el desarrollo de los patrones de movimiento, lógicamente podrían mejorarse mediante el reaprendizaje de esos movimientos desde cero y descubriendo los movimientos desde sus más pequeños comienzos, algo así como lo hace un bebé. Él deseaba devolver a cada persona su dignidad humana a través de la comprensión y optimización del funcionamiento de su propio cuerpo.

Puedes venir a experimentar y sentir una mayor Flexibilidad en cuerpo y mente para lograr más bienestar físico, mental y emocional, en el taller del 21 de abril. Plazas limitadas previa Inscripción.

Te puede interesar también: Mentes Flexibles, Mentes Felices

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s