Movimiento Vital

Hacía muchísimo tiempo que no recordaba la sensación que produce la ansiedad. La he padecido durante muchos años, hasta que descubrí el Método Feldenkrais, entonces desapareció.

Al leer el artículo, de Maria Teresa Llobet, compañera y profesora del método, he vuelto a recordar la época en que estudiaba Terapia Gestalt, investigaba en las Constelaciones Familiares, me sumergía en Diseño Humano y me introducía en cualquier método, técnica o terapia de autoconocimiento para poder entender y eliminar lo que me producía y causaba ansiedad.

Agradezco a Teresa la explicación tan clara de cómo influye Feldenkrais en nuestro sistema nervioso para procurarnos bienestar y hago a continuación, un resumen de las frases y párrafos que describen mejor en qué consiste el método, adjuntando el artículo, Movimiento Vital, para que podáis leerlo en su totalidad.

Cuando el cuerpo está tumbado en el suelo ocurren tres cosas: 1) La mayor parte de la masa corporal de la persona está apoyada y esto proporciona al sistema nervioso un alto rango de seguridad 2) El sistema nervioso no tiene que lidiar con la fuerza de la gravedad y la atención está más disponible 3) La mente está más en calma.

Moshe Feldenkrais diseño más de mil ATM, algunas se desarrollan sentado, otras de pie, pero la gran mayoría se realizan tumbados en el suelo. Esto es debido a que, como he comentado antes, al estar tumbado el sistema nervioso no tiene que compensar la fuerza de la gravedad y la atención está más disponible.

En una ATM lo que es importante no es la cantidad de movimiento que se realiza si no la calidad. Un movimiento es de calidad cuando se ejecuta con atención y mínimo esfuerzo. La atención con que se hace el movimiento es la que facilita que entre una nueva información en el sistema nervioso y se produzca el awareness. El mínimo esfuerzo en la acción ahorra recursos y permite tener más percepción de lo que está ocurriendo en el proceso del movimiento. Durante y después de haber hecho una ATM pueden ocurrir diversos Awareness desde, por ejemplo, contactar con las costillas y tomar conciencia de que cuando las muevo tengo más espacio para respirar, hasta darme cuenta de cuáles son mis limites o descubrir movimientos parásitos y esfuerzos innecesarios.

Es imposible que una persona actúe en la vida sin esfuerzo y se mueva con esfuerzo y viceversa. De manera que cuando el sistema nervioso aprende que puede moverse sin esfuerzos innecesarios esto se traduce también en la manera de vivir de la persona.

Durante una ATM no se trata de poner la atención en el objetivo si no en el proceso.

Vivimos como nos movemos y nos movemos como vivimos, así si alguien se mueve con libertad es prácticamente imposible que viva de una forma rígida.

En una ATM las pausas, no son solo para descansar porqué, exceptuando los esfuerzos innecesarios, como el movimiento es tan suave, lento y sin esfuerzo, no hay cansancio físico. Ahora bien, lo que sí cansa es la falta de práctica en focalizar la atención. En realidad, en las pausas el sistema nervioso no descansa porqué es en ellas cuando integra lo aprendido.

Si la persona siente miedo, la musculatura del abdomen se contrae. Entonces, para que la persona pueda mantenerse erguida, los músculos tiran constantemente de la columna y de la pelvis. Si no se tiene conciencia de esta contracción y no se le muestran otras posibles alternativas al sistema nervioso esto será siempre así. Con los músculos del abdomen contraídos no es posible que se pueda dejar de experimentar la emoción del miedo ya que la configuración corporal es la del miedo y desde el miedo corporal no se puede viajar a otro espacio emocional. Quizás se consiga temporalmente pero no de una manera duradera. En realidad Feldenkrais es una puerta al sistema nervioso. Se accede a él a través del movimiento corporal y a medida que el sistema va descubriendo qué es lo que hace, como lo hace y tiene acceso a nuevas informaciones entonces descubre también nuevas posibilidades y se autorregula.

Cuando la persona contacta con sus límites sintiéndolos en su cuerpo, el límite se hace obvio, deja de ser solo una palabra, un concepto abstracto para pasar a ser una realidad sentida que permite que la persona 1) tome conciencia de sus límites y se dé cuenta de cuales son 2) tenga la oportunidad de integrar el aprendizaje en su día a día.

Tomar conciencia de las diferencias ayuda a que el sistema nervioso integre con más facilidad lo aprendido.

La seguridad no es sólo un concepto. La seguridad es la experiencia somática de sentirse sostenido, pero no de una forma rígida, sino disponible para la acción. La seguridad, pues, reside en nuestro esqueleto que es nuestro sostén. Si tenemos conciencia de nuestro esqueleto podemos lograr que esté mejor organizado. Cuando el esqueleto está bien organizado, el movimiento es armónico, fluido, fácil y elegante como la música que tocaría una orquesta. Si el esqueleto está desorganizado, es como esa misma orquesta pero sin dirección. Un caos. Así, nuestra manera de vivir también es más fácil y fluida si nuestro movimiento es fácil y fluido.


*ATM: Autoconciencia a Través del Movimiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s