Acerca de la Salud, por Moshé Feldenkrais

acerca-de-la-salud-por-moshe-feldenkraisHace unos días hablaba con una amiga sobre la saluden esa conversación varias veces, se nombró la palabra resilencia. Este vocablo, se ha puesto de moda y tiene su origen en el latín, en el término resilio que significa volver atrás, volver de un salto, resaltar, rebotar. El término fue adaptado a las ciencias sociales como la capacidad humana para sobreponerse a las adversidades y construir sobre ellas, adaptarse, recuperarse y acceder a una vida significativa y productiva.

Hace más de 50 años, Moshé Feldenkrais equiparó la salud con la resilencia, diciendo que era la capacidad del organismo para recuperarse de un trauma en situaciones de fuerte y prolongado estrés. Muchas veces, las personas no se recuperan porque no tienen la capacidad de revertir su situación, ya sea salir de una mala relación, o levantarse del suelo después de una caída.

Pero ¿qué hace a una persona estar sana? ¿contamos con qué criterios? Para poder explicarlo mejor, he traducido un texto de Moshé Feldenkrais, publicado en 1979 en Dromenon que nos va a aclarar algunas reflexiones valiosas. Puedes leer el artículo original on-health-by-moshe-feldenkrais (en inglés).

Acerca de la salud, por Moshé Feldenkrais.

Una persona sana es aquella que puede vivir sus sueños no confesados plenamente. Moshé Feldenkrais

Unos años antes de la II Guerra Mundial, enseñaba judo para ganarme la vida mientras trabajaba en la Sorbona con Joliot-Curie doctor en Ciencias. Uno de mis alumnos resultó ser un cazador de animales salvajes en África, y me invitó a su casa donde me quedé solo por unos minutos. Me sorprendí cuando un león entró y me lamió. Lo habían traído a París como un cachorro y había crecido convirtiéndose en un verdadero león.
Unos meses más tarde el león fue cogido por la policía y llevado al zoológico de París. El León había salido a la calle y una anciana, con un perro pequinés y vista débil, lo confundió por un perro grande; y lo persiguió por las calles con su paraguas. Después de rechazar comida y bebida, unos diez días, el león murió en su jaula. He acortado la historia omitiendo los detalles. Entonces, él era un animal sano que murió, obviamente debido a un trauma emocional. Pero ¿qué es un animal sano? Si un león sano muere diez días después de un cambio repentino en su vida, ¿qué es salud?

¿Si un ser humano no necesita servicios médicos durante años y no tiene ninguna queja de dolores o molestias, es él o ella saludable? ¿Si, por otra parte, esta misma persona lleva una vida aburrida y sin interés con dificultades matrimoniales que terminan con el suicidio, es una persona sana? ¿Y si es una persona que nunca acaba su trabajo de una forma u otra, y que sigue cambiando de empleo sólo para evitar sus deberes una y otra vez, tiene buena salud?

Obviamente, la salud no es fácil de definir. Ciertamente no es suficiente decir que no pedir ayuda médica o psiquiátrica es una prueba de salud. ¿Qué es, entonces, la salud?

La vida es un proceso. Esto significa que todo lo que entra en nosotros, mientras estamos vivos, está vinculado con el tiempo. Todo el mundo lo sabe, aunque nadie lo piensa o dice. Un proceso no se puede detener por largo periodo de tiempo, dependiendo de las fuerzas que están involucradas. Y por supuesto todo el mundo sabe que si el cerebro no recibe oxígeno durante 10 o 15 segundos, el proceso se detiene por completo. Si uno logra reiniciarlo, por casualidad, es un nuevo proceso y la persona nunca vuelve a ser lo que fue. Si una persona sangra y se desangra hasta morir, un corazón que se para por esto no es fácil de configurar de nuevo. En definitiva, cualquier proceso detenido, no se iniciará de nuevo de forma espontánea. Esto es cierto para cualquier proceso químico irreversible o para cualquier reacción. Así que, obviamente, salud significa ante todo que todas las funciones esenciales de una persona deben ser capaces de continuar sin pausas prolongadas. La conciencia, el sistema nervioso central, el corazón y así sucesivamente tienen que ir de manera uniforme.

Aquí no hay nada que no sepamos ya.

Sistemas muy grandes son también procesos que dependen del tiempo. Cualquier empresa grande o nación son buenos ejemplos: Ford, ICI, Philips o cualquier otro sistema grande.  Todos estos sistemas, seguirán funcionando, sin importar que fabrica, mina o ciudad dejan de existir. La medida de un gran sistema es el tamaño del impacto que puede recibir sin que se detenga su proceso.

Ahora, el sistema nervioso humano tiene por lo menos 3.10 (10) partes. Se trata de un sistema lo suficientemente grande para que sus funciones equilibradas cumplan la ley de los grandes sistemas. La salud, de un sistema de este tipo, puede medirse por el impacto que puede recibir sin poner en peligro la continuidad del proceso. Por lo tanto, la salud se mide por el impacto que una persona puede recibir sin que su habitual forma de vida se vea comprometida.

La forma habitual de vida se convierte en un criterio de salud. Sueño, alimentación, respiración, cambios de clima, frío, calor, trabajo deben ser capaces de grandes variaciones. Cuanto más sana sea la persona, más fácilmente le será encontrar el hilo conductor de su vida después de enfrentarse a las crisis repentinas que surgen de los cambios en las necesidades de la vida.

Ahora que lo pienso, no hay nada aquí que sea difícil de aceptar. Salvo que seamos sorprendidos al encontrar a dónde nos lleva esto. Nuestro sistema nervioso no nace como está cuando somos adultos. Para que un sistema funcione, como lo hace en nosotros, el sistema nervioso necesita del mundo exterior. Hay luces de diferentes intensidades y colores. Los objetos están cerca o lejos, y así sucesivamente … por lo que nuestros ojos ya están aprendiendo a ver, incluso un objeto tridimensional en una imagen de dos dimensiones. Además, nuestro sistema necesita una parte especial del mundo para aprender un idioma.

Pero hay problemas más fundamentales. El sistema está conectado a través de sus órganos sensoriales y cinestésicos al mundo exterior. Un sistema nervioso no diferenciado, mientras crece, se diferencia de hacer frente a los objetos externos. ¿Qué implica esto en un sentido práctico?

Esto significa que tenemos que aprender a separar funcionalmente, es decir, para diferenciar nuestros sentidos de los sentimientos. Un bebé que ve un objeto rojo tiene una sensación de rojo, ya que el objeto no tiene sentido a menos que sea más grande y sepa de qué objeto se trata. Al oír un tambor por primera vez, produce una sensación de algo sorprendente, un sentimiento de una sacudida cinestésica. Sólo más tarde, después de haber experimentado muchas sacudidas de este tipo, una diferenciación entre el sentimiento y el sentido del oído nos permite escuchar y percibir un tambor. El mismo tipo de diferenciación, entre nuestras sensaciones cinestésicas y objetos externos, que pueden afectar a nuestro gusto, nuestras experiencias táctiles, nuestro sentido del olfato y el sentido del que ya hemos hablado, se producirá gradualmente.

Todas estas diferenciaciones no sucederán con todos los sentidos de manera uniforme, y cada bebé tendrá, por supuesto, una historia totalmente individual de desarrollo. Así que algunas personas conciben el mundo exterior preferentemente visual, audible algunos, algunos de manera táctil o cinestésica. En realidad, la mayoría de las personas tienen sus sentidos y sentimientos diferenciados en diferentes grados. Tal vez no sea evidente por sí mismo que todos nosotros podemos visualizar o escuchar un objeto cuando lo imaginamos o cuando recordamos las experiencias que producen la diferenciación. Esto se aplica de manera similar a los otros sentidos.

Al final, es este aprendizaje, para conocer el mundo exterior a través de nuestros sentidos que forma nuestro sistema nervioso. Un proceso largo y complicado, el aprendizaje de este tipo no puede ser perfecto libre de errores para todo el mundo. Del mismo modo que hay muchas clases de peces en el mar, hay muchos tipos de personas en el mundo.  Algunos crecen y forman su propia manera de relacionarse con el mundo en condiciones de seguridad, con una buena herencia y en diferentes períodos del desarrollo de la civilización y la cultura humana. Otros no tienen tanta suerte.

Algunas de las tendencias de cada uno de nosotros seguirán  siendo las tendencias durante el tiempo que vivimos. No se han diferenciado para ser de utilidad práctica en la forma en que actuamos y reaccionamos al mundo que nos rodea. Así que cada uno tiene sus sueños no confesados en su edad madura. Nuestra cultura, los padres y la escuela nos hacen descartar estos sueños como las actitudes infantiles que no corresponden a un adulto realista. Nosotros los suprimimos, poco a poco, de alguna manera estamos avergonzados de tomarlos en serio. Pero, afortunadamente, este no es el caso para todos. Algunas personas incluso, excepcionalmente afortunadas, logran alcanzarlos y otros encuentran encuentran su inspiración en otras ocupaciones, simplemente evitando tomar en serio sus sueños.

No estoy seguro de haber aclarado suficientemente el problema. Permítanme decir, sin embargo, que una persona sana es aquella que puede experimentar sus sueños no confesados plenamente. Hay personas saludables entre nosotros, pero no muchas.

En nuestra cultura, el proceso de la vida, comenzando con una diferenciación cada vez mayor de nuestro sistema nervioso a una variedad más refinada y completa de las experiencias del mundo exterior, con una mayor capacidad para cambiar de actividad cada vez más intencional ralentiza y estrecha sus límites con la madurez sexual. Después que el sistema se encoge sus vínculos con el mundo exterior en su conjunto y se especializa en un aspecto particular de los fenómenos externos. Llegamos a ser expertos en un estrecho rango de actividades y experiencias. Llegamos a ser un poeta, un boxeador, un científico, un político, un pintor, un músico, un economista, un cirujano, un bailarín – la elección es interminable. Nuestro aprendizaje ya no está implicado directamente con la continuación de la diferenciación esencial del sistema nervioso a través de una ampliación con el mundo exterior.

Llega un momento en que nuestra educación, tal como ha evolucionado, no nos ayuda y a menudo nos limita y nos dirige a formas que no son propicias para la salud. Nos hemos vuelto tan poco saludables que necesitamos retirarnos antes que seamos biológicamente más viejos. El proceso de la vida se estrecha. La actividad se restringe cada vez más a la especialidad en la que nos destacamos. Sólo aquellas partes del elemento esencial del sistema nervioso sirven para continuar el proceso de trabajo de la existencia biológica, de alguna manera.

Incluso en nuestra cultura, algunos de nosotros, se las arregla para mantener los procesos de vida saludable en la vejez – una edad en la que personas con mala salud están locos y enfermos. Algunos de nuestros mejores y más saludables hombres – que, por cierto, pueden ser jorobados o tienen otras deformidades – son el tipo de personas que llamamos artistas. La mayoría de los artistas, ya sean zapateros o escultores, compositores o virtuosos, poetas o científicos, como el buen vino, son mejores cuando son mayores. La notable diferencia entre las personas sanas y las otras es que se han encontrado a través de la intuición, genio, o han tenido la oportunidad de aprender con un profesor sano, que el aprendizaje es el regalo de la vida. Un tipo especial de aprendizaje: la de conocerse a sí mismo. Ellos aprenden a saber cómo están actuando y por lo tanto son capaces de hacer lo que quieren – la intensa vivencia de sus inconfesados y a veces declarados, sueños.

Publicado en dromenon (c) Copyright 1979 por Moshe Feldenkrais.

Traducción: Esther Niego Palatchi.

Anuncios

7 Respuestas a “Acerca de la Salud, por Moshé Feldenkrais

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s